Redacción CONAFE

#RealidadGanadera: Proyecto “Life Green Sheep”: reducción de la huella de carbono de la ganadería ovina

Campaña en la que colabora CONAFE junto a otras instituciones

Remitido.-  En la lucha contra el cambio climático, los discursos y las acciones silenciosas producen efectos. El proyecto LIFE Green Sheep ciertamente entra en la última categoría. Este Proyecto paneuropeo, financiado por la Comisión Europea y coordinado por el Institut de l’Elevage de Francia, tiene como objetivo reducir la huella de carbono en la ganadería ovina.

En la agricultura, particularmente en la ganadería, los programas y la atención de los medios a menudo se centran en el sector de la carne de vacuno con respecto a las emisiones. En este sentido, el Proyecto Oveja Verde es la primera iniciativa de esta importancia en el sector ovino de la UE.

La cría de pequeños rumiantes, especialmente ovejas para la producción de carne y leche, genera emisiones de metano, óxido nitroso y dióxido de carbono, lo que representa el 7,4 % de las emisiones mundiales de GEI (FAO, 2017). Sin embargo, la cría de ovejas también puede ayudar a regular el clima a través del almacenamiento de carbono, las ganancias de biodiversidad y el apoyo a la bioeconomía.

Esto se puede lograr en pastizales y áreas de pastos, incluidas áreas marginales y remotas donde el pastoreo de ovejas es la única actividad económica posible y la única forma de preservar los pastizales. Los estudios realizados en varios países europeos revelan muchas posibilidades de intervención en las explotaciones ovinas debido a una considerable variabilidad de las prácticas europeas.

Estos retos son muy ambiciosos, pero el hecho de que existan proyectos y financiación es una prueba positiva de que la ganadería no es un problema sino una solución. Al igual que la carne de vacuno, la ganadería ovina puede desempeñar un papel fundamental en la regulación del clima porque, si se gestiona bien, es una herramienta valiosa para mitigar los gases de efecto invernadero y combatir el cambio climático.

La gran mayoría de los criadores de ovejas son muy conscientes de los problemas medioambientales. Sin embargo, según los promotores del proyecto LIFE Green Sheep, los estudios también revelan que existen lagunas de conocimiento entre los criadores de ovejas sobre las mejores prácticas para reducir las emisiones de GEI.

Basándose en una experiencia positiva similar, el proyecto LIFE Green Sheep se ha dado cinco años (2020-2025) para intentar reducir en un 12 % las emisiones de carbono de más de 1637 criadores de ovejas en cinco países: Francia, Irlanda, Italia, España y Rumania. Los países implicados representan el 47 % de la producción de carne de ovino de la UE y el 63 % de la producción de leche de ovino.

Para lograr tal resultado, el Proyecto primero se enfoca en desarrollar metodologías y herramientas para evaluar las emisiones de carbono de las granjas ovinas. Entre los más de 1637 ganaderos involucrados en este monitoreo, se seleccionaron 282 fincas para probar la implementación de acciones innovadoras para reducir la huella climática y se capacitó a 143 asesores profesionales para que el Proyecto funcione correctamente.   

La particularidad del Proyecto LIFE Green Sheep es buscar las acciones más beneficiosas en la reducción de emisiones preservando la viabilidad económica de las explotaciones. Un enfoque que puede traer resultados rápidos y la atención de los agricultores.

Los resultados se esperan para 2025. Mientras tanto, hablamos con el líder del proyecto, el Dr. Jean-Baptiste Dolle, del Instituto de l’Elevage.

Dra. Dolle, ¿cuál es el objetivo principal del Proyecto LGS?

El proyecto LIFE Green Sheep tiene como objetivo reducir la huella de carbono de la leche y la carne de oveja en un 12 % y garantizar la sostenibilidad de las explotaciones.

En términos más generales, el objetivo del Proyecto es demostrar y difundir acciones entre los ganaderos y las partes interesadas para reducir la huella de carbono de la ganadería ovina europea.

¿Me puede dar algunos ejemplos concretos de adaptaciones agrícolas?

Existen diferentes palancas de acción para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y mejorar el secuestro de carbono. Los más importantes son palancas de acción para el manejo del rebaño: disminuir la mortalidad de los corderos, aumentar la longevidad de las ovejas, reduciendo así la tasa de reemplazo; asegurar una condición corporal adecuada durante el apareamiento y el parto; aumentar la eficiencia reproductiva (fertilidad), etc.

Sin embargo, otras prácticas pueden ayudar a los ganaderos a reducir las emisiones de GEI en la cría de ovejas: optimizar el pastoreo/ampliar la temporada de pastoreo; aumento de forrajes de leguminosas y reducción de concentrados proteicos; mejorar la conservación y calidad de los forrajes (ensilados y henos); disminuir el uso de fertilizantes minerales; optimizar el uso de fertilizantes orgánicos.

¿La legislación de la UE está ayudando a los criadores de ovejas a lograr una mayor sostenibilidad medioambiental?

Por ahora, la legislación de la UE no está ayudando realmente a los criadores de ovejas en términos de mejora de la sostenibilidad. La PAC y sus medidas Agroecológicas basadas en acciones climáticas podrían ayudar, pero no está bien desarrollada. A nivel de la UE, existe la necesidad de desarrollar una legislación sobre agricultura de carbono para construir un estándar común y facilitar la participación de los ganaderos con créditos de carbono o pago por servicios ecosistémicos.

Estamos trabajando en la difusión del Carbon Farming en la UE a través de dos proyectos, Life Carbon Farming (más información aquí) y Climate Farm Demo. Todavía queda mucho por hacer, pero estamos en el camino correcto.

Fuente: European Livestock Voice

CONAFE - Confederación de Asociaciones de Frisona Española
Ctra. de Andalucía, km. 23,600 - 28340 Valdemoro (Madrid)
Tlf.: 918 952 412 - Fax: 918 951 471
Correo electrónico: conafe@conafe.com
Aviso Legal | Política de privacidad |  Política de Cookies